Aprende también a sacar dinero del banco.

Aprende a sacar dinero también del banco.

Aprende a sacar dinero también del banco.

Mientras la mayoría solo piensa y sabe meterle dinero a los bancos, una pequeña minoría sabe y aprende como sacarlo, recuerda todos le meten, pero pocos le sacan, tu de cuales eres?, y la diferencia la hace que mientras la mayoría solo sabe pagar intereses, unos muy pocos saben ganarlos, recuerda que el dinero siempre está generando intereses, unos los pagan y otros los ganan, los bancos por lo regular son los que lo ganan, y es que mientras la mayoría de ellos les paga a sus clientes dueños del dinero un porcentaje básico, digamos de un 1% al año por el dinero que tiene ahorrado, a la hora de prestarle el dinero a esos mismos clientes, la historia es diferente, por ejemplo si el cliente le pide dinero prestado para comprar una casa, le cobra en un promedio de 6%, si el préstamo es para comprar un automóvil, puede llegar hasta el 18% y si es para financiar las tarjetas de crédito regularmente está entre el 20% y 29%, como vez, la mayoría alguna vez le hemos pedido dinero al banco para que financie algunas de nuestras compras haciéndolos cada vez más ricos, y la paradoja está en que es el mismo dinero de los clientes lo que el banco presta, es decir que mientras a sus clientes les paga el 1%, en el mejor de los casos les cobra un 6%, dime hay razón para que ellos en la mayoría de los casos sean los ricos, mientras la mayoría de la gente es pobre, recuerda que el dinero trabaja a partir de intereses, unos los pagan, mientras otros los cobran, unos son pobres y otros son ricos, y es que la mayoría solo fue entrenada para ahorrar dinero en el banco, o sea para meterle, otros se prepararon para ser prestamistas y dueños del capital, o sea sacarle, en este sentido tu de cual eres? o mejor aún le metes dinero al banco o le sacas?, aprende cómo funciona el juego y aprende a capitalizar, no tires tu dinero, aprende a hacerlo rendir, porque no hay dinero ocioso, el dinero siempre está trabajando, o lo hace a favor tuyo o en contra tuya, no lo sé, pero la verdad es que la decisión está en nuestras manos, prepárate y aprende no solo a meterle, también aprende a sacarle.